Vedado Clásico: Casa de Ladislao Menéndez (Calle 17, No. 509)

fotosdlahabana

Equipo de Fotos de La Habana. Integrado por historiadores, periodistas y profesores.

abril 28, 2021

La centenaria y bien conservada mansión de la calle 17, No. 509 entre D y E, Vedado, fue construida a fines de los año 1910 para residencia familiar de Ladislao Menéndez Menéndez.

Su hija, Serafina Menéndez Blanco, era la esposa del gallego José Maseda Bouso, quienes también vivieron aquí desde entonces hasta fines de los 50, con sus hijos José y Maria Manuela.


Antigua casa de Ladislao Menéndez y José Maseda Bouso

La centenaria casa de Ladislao Menéndez y José Maseda Bouso en la calle 17, No. 509, se encuentra perfectamente conservada.


Maseda Bouso, futuro yerno de Ladislao Menéndez, llegó a Cuba en 1898, tras un frustrado sacerdocio por una aventura amorosa con Carmen Romero Fernández en su natal Mondoñedo (al hijo nacido de esta unión en 1893 y confiado a la Inclusa, lo reconoció y le dio sus apellidos en 1903, Antonio Maseda Bouso, convertido luego en una de las más destacadas figuras de la judicatura y de la vida pública en Galicia).

Comienza a trabajar como socio vendedor en la Litográfica que su amigo, el andaluz Ángel Estrugo Hernández poseía en la calle Estrella y San Nicolás. Años de arduo trabajo le trajeron progreso al negocio y logran establecerse a partir de 1917 en el inmueble de la calle Belascoaín, No. 808 esquina Sitios (a donde luego Martín Dosal traslada, a fines de los 20, la “Competidora Gaditana”) y amplían su capacidad con una próspera fabrica de cajas de cartón, convirtiéndose en el competidor principal de la Compañía Litográfica de La Habana, presidida por José M. García, que finalmente los absorbe para 1922.

Hacia 1929 la Compañía Litográfica de La Habana, que radicaba desde 1926 en el moderno inmueble de la calle Ayestarán, No. 155, es adquirida por el magnate textil norteamericano Dayton Hedges; y Maseda, dada su amplia experiencia y responsabilidad en su progreso en el pasado, forma parte de la junta directiva presidida por el propio Ángel Estrugo, y tras el fallecimiento de éste en 1932, llega a ocupar una de las vicepresidencias.

Fue vocal del Casino Español, accionista y vocal de la “Compañía de Seguros Mutuos contra Incendios El Iris”, y del Banco de Fomento Comercial, propiedad de Basilio del Real.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te podrían interesar…

Pin It on Pinterest