Vedado soberbio… Casa de José Tarajano y Colegio Columbus

Benito German Peña Galvez

Habanero de nacimiento y amante de la arquitectura de su ciudad. Estudió Ingeniería Mecánica en la CUJAE.

junio 7, 2021

Ubicado en la calle 19, No. 907 entre 6 y 8, Vedado, el inmueble construido alrededor de la segunda mitad de los años 1910, aparecía como propiedad del Mayor General y ex presidente Mario García Menocal (aunque no está confirmado que la haya usado como residencia fija suya en algún momento posterior a 1921).

Es heredado por sus hijos tras su fallecimiento en septiembre de 1941 y arrendado desde inicios de los años 40 y hasta 1960, al Dr. Jorge Monzón Rodríguez quien funda aquí el Colegio privado “Columbus” (“Columbus School”), con kindergarten mixto y primera enseñanza, dos años de curso medio (7mo y 8vo) y cuatro superiores (High School) con diploma de aptitud, incorporado al Instituto de Segunda Enseñanza del Vedado.



El plantel del Colegio Columbus estaba dirigido por la pedagoga Eva H. Marcotte.

Bastante modificado ya, cerrada su logia en la planta alta y el portal en bajos, pero reparado y pintado, tras casi 80 años de uso escolar continuado. Radica aquí la Escuela Primaria Frank Hidalgo Gato.

Casa de José Tarajano

La majestuosa y espléndida mansión de la calle J, No. 401 esquina 19, Vedado fue residencia familiar de José Tarajano Amarán y Lina Mederos.


Antigua casa de José Tarajano

Antigua casa de José Tarajano Amarán en la calle J, No. 401.


José Tarajano fundó en la segunda década del siglo XX en Camajuaní, la industria «La Constancia» para productos de la marca “Cuquito» (que se registra como marca hacia 1928), y que producía hielo, el refresco con sabor a frutas «Cuquito», Champán Frío, la gaseosa clara «Tarajano» y agua mineral «Lobatón».

Más tarde se refunda, bajo la propiedad familiar de su hijo mayor José Manuel Tarajano Mederos (quien también vivió aquí con su esposa Elena Aranguiz), como «Embotelladora Tarajano S.A.», que comercializaba su producto estrella: agua mineral con la marca «Lobatón» (con su slogan:

«Reina de las Aguas de Mesa»

El agua mineral Lobatón le hacía la competencia a “La Cotorra” (las dos de mejor gestión comercial y mayores ventas en La Habana); y también el refresco Cuquito, que en La Habana, se producían en dos plantas embotelladoras; una en la calle Corral Falso, No. 420 en Guanabacoa y otra planta en Maceo No. 102, en San José de las Lajas .

Los otros siete hermanos Tarajano Mederos también eran copropietarios: Gabriel, Amparo, Plácido, Teresa, Orestes, Celia y Esther.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te podrían interesar…

Pin It on Pinterest