Del Ferrocarril de Marianao al Mercado de Carlos III (así cambió La Habana)

Benito German Peña Galvez

Habanero de nacimiento y amante de la arquitectura de su ciudad. Estudió Ingeniería Mecánica en la CUJAE.

¿Sabía usted que bajo la conocida Avenida Carlos III existe todavía un túnel ferroviario de 1914 ? Fue construido por la United Railways para enlazar la línea del Ferrocarril de Marianao a la línea de los Ferrocarriles Unidos en la calle Zanja y extenderlo hasta Galiano.

Cruza entre la manzana actual en que se ubica el Mercado-Plaza de Carlos III y al borde de la actual calle Retiro (antigua Pajarito) donde estuvo enclavada la Estación de Concha, y salía al otro lado de Carlos III en una franja al costado del actual policlínico Van Troi.


Estación de Concha, cabecera del Ferrocarril de Marianao

Así lucía a fines de los años 30 el edificio administrativo y comercial del Ferrocarril de Marianao, conocido como «Estación de Concha» y que estaba enclavado desde 1863 en Carlos III, No. 227 (antiguo) entre Árbol Seco y Retiro, en los predios donde luego se construye el Mercado de Carlos III. Hacia la derecha, (en dirección a Retiro) se encuentra la boca sur del túnel que atraviesa Carlos III.


Del Ferrocarril de Marianao al Mercado de Carlos III

Casi al nivel de la calle, la línea del tren atravesaba la actual Pocito (no existía entonces en este tramo), Jesús Peregrino y Salud hasta llegar a Zanja.


Ferrocarril de Marianao atravesando el túnel de Carlos III

Foto de los años 20 (tomada del libro «Tranvías de La Habana de Lázaro García Driggs y Zenaida Sánchez) donde aparece el ferrocarril de Marianao atravesando el túnel.


La construcción del Ferrocarril de Marianao, que conectó a La Habana con esa localidad, fue concedida en 1858 por el gobernador José Gutiérrez de la Concha, Marqués de La Habana (y en cuyo honor fue nombrada con su apellido la Estación), a la firma “Porto y Cabello”, propiedad de sus promotores Joaquín de Porto y Félix Cabello, quienes luego la cedieron a la empresa creada por la “Sociedad General de Crédito Inmobiliario” para la ejecución de las obras.

En 1862 se obtuvo un crédito de la británica “W. Gibson & Company”, que le permitió proseguir los trabajos de tendido de sus 20 kilómetros de vías, paralizados por falta de recursos, y completarlos en 1863.

Es así que desde la Estación de Concha, parte el viaje inaugural de la línea Habana-Marianao, a las 7 de la mañana del 19 de junio de 1863 hacia la Estación de Samá (en honor a Salvador Samá y que estuvo ubicada en la actual Ave 43 entre 124 y 130, Marianao).


Plano con el recorrido del Ferrocarril de Marianao

Trayectoria de la línea del Ferrocarril de Marianao en las cercanías de Carlos III y ubicación del túnel


En 1871 se creó la “Marianao & Havana Railroad Company” para hacerse cargo de las operaciones, pero las dificultades y los adeudos, la obligaron en 1876 al remate.

Luego, en 1879 se estableció en Londres, la “Marianao & Havana Railway Company”, que la administraría y que en 1884 la prolongó seis kilómetros hacia la Playa.

Hacia 1905 el Ferrocarril de Marianao fue adquirido por la compañía inglesa “The United Railways of the Havana and Regla Warehouse Limited”, constituida en 1898, y que lo extendió otros 10 kilómetros hasta Hoyo Colorado.



El 29 de mayo de 1911 el Ayuntamiento de La Habana le aprobó su solicitud para la construcción del túnel que enlazaría las líneas del Ferrocarril de Marianao con la de los Ferrocarriles Unidos, de la calle Zanja, para extenderse hasta Galiano.

Cuando se concluye el túnel alrededor de 1914, la línea de Marianao, operaba ya con locomotoras eléctricas introducidas desde 1910, y para ello también se había construido una planta eléctrica en la manzana de Estrella-Árbol Seco-Maloja-Retiro, contigua a la estación de Concha.

Al desmantelarse el Ferrocarril de Marianao en los años 40 y comenzar a principios de los 50, las obras del mercado de Carlos III, fue demolido el edificio de la estación, aunque se conservaron ambos accesos (ya no públicos) a las bocas del túnel, que todavía existe, y que algún uso en la logística del aquel mercado debió tener.

En la actualidad este espacio forma parte de las instalaciones del Estudio Teatral Vivarta.



0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podrían interesar…

Pin It on Pinterest