La estatua habanera de Cervantes, el monumento a la concordia

fotosdlahabana

Equipo de Fotos de La Habana. Integrado por historiadores, periodistas y profesores.

febrero 25, 2022

estatua-de-cervantes-ramona-aróstica

El acto de inauguración de la estatua habanera de Cervantes dejó pequeño al parque de San Juan de Dios donde una multitud de mayoría española se congregó a celebrar el reseñado evento. Los cientos de entusiastas que se agolparon allí demostraban que la colonia española seguía contando con vigorosas raíces en la Isla, como se demostró con la colecta para erigir el modesto monumento y el consiguiente evento social celebrado el domingo 1 de noviembre de 1908.

El recorrido independiente que la joven República de Cuba había iniciado el 20 de mayo de 1902 reflejaba que la nación no daba la espalda a los españoles, permitiendo que estos mantuvieran sus propiedades, derechos y costumbres. El portavoz en gran medida de esta comunidad era el conservador Diario de la Marina, conocido también como «El Decano de la Prensa cubana«, quien inició la campaña para levantar una estatua en memoria del insigne escritor de El Quijote.

La estatua habanera de Cervantes y el simbolismo lingüístico

En la península el periodista español Mariano de Caviá lanzó una campaña para conmemorar el III centenario de la publicación de la obra cumbre de las letras hispánicas. Las repúblicas americanas recibieron de buen ánimo esta conmemoración y realizaron ediciones de especiales de la obra.

miguel-de-cervantes
El acto de colocación de la estatua habanera de Cervantes recibió gran atención en la prensa de la época

En Cuba, el periodista Aurelio Ramos Merlo, elevó la súplica al ambiente público y el Diario de la Marina, en la figura de su director el Sr. Rivero, se encargó de darles el eco necesario. Las palabras necesitan el apoyo de los hechos y estos llegaron por intermedio del Consejo de la Lonja del Comercio -joven institución entonces que dirigía Nicolás Maciá-, el Gobierno Provincial y el Ayuntamiento de la Ciudad, representado en la figura del Alcalde Julio de Cárdenas.

La suscripción popular fue aprobada por el Gobierno el 31 de marzo de 1905 consignando:

«una Comisión para que inicie una suscripción v recaude fondos con que erigir una estatua que perpetúe la memoria del autor del «Quijote», pidiéndose al Ayuntamiento de la ciudad designe el sitio donde dicha estatua deba ser levantada solicitando de aquella corporación su cooperación y ayuda para llevar a feliz término esta idea y nombrándose para integrar la citada Comisión a los señores general Emilio Núñez Rodríguez, gobernador de la provincia, presidente de la misma ; al doctor Cándido Hoyos, presidente del Consejo Provincial, como vicepresidente de la Comisión y como vocales a los señores Mariano Casquero, Ernesto Asbert, licenciado Alfredo Rosa Pascual. Aurelio Ramos Merlo y el licenciado Estanislao Cartaña Borrel».

A ese primera comisión se adhirieron distintos elementos de la sociedad habanera. El primero en donar fue el propio Gobierno con 200 pesos. El 31 de mayo en el Teatro Nacional del Centro Gallego se realizó entonces el primero de los actos para recaudar fondos, el Diario de la Marina se erigió como vocero de este movimiento dando gran cobertura a todo lo relacionado con la estatua habanera de Cervantes.

1908-11-1 acto estatua de cervantes, estatua habanera de Cervantes
Imagen del acto realizado para inaugurar la primera estatua habanera de Cervantes. Los curiosos llenaron el parque y los balcones adyacentes al Parque San Juan de Dios

El presupuesto y la obra

El Ayuntamiento eligió la locación del Parque San Juan de Dios (donde estuvo uno de los primeros hospitales de la ciudad), el hecho de que frente a la futura ubicación de la estatua estuviese entonces la casa del Gobierno Provincial (calle Aguiar) pudo influir en dicha elección, pero no podemos asegurar que haya sido el motivo definitivo para que fuese este el sitio definitivo.

Una vez resuelto el problema del lugar para la estatua se procedió a elegir al escultor italiano Carlos Nicoli, quien estableció un presupuesto de cinco mil pesos oro español. Tras las distintas campañas de recolección de dinero llegó el aporte indispensable de Nicolás Rivero, director del Diario de la Marina, quien aportó el dinero restante para poder erigir la obra (mil setecientos treinta y nueve pesos y cuarenta centavos oro español).

1908-11-1-estatua de cervantes
La señorita Margot de Cárdenas, hija del alcalde, tiró de la tela que cubría la primera estatua habanera de Cervantes. Al quedar desvelada se procedió a tocar la Marcha Real Española y el Himno de Bayamo por la Banda Municipal

Se usó mármol de Carrara para la estatua sedente que muestra al insigne Cervantes en pose de escriba, con vestimenta acorde a la época que vivió el «manco de Lepanto«, y descansando en una silla de estilo italiano. Al fondo de la estatua en la actualidad se encuentra el Ministerio de Finanzas y Precios.

El acto de develación de la misma se produjo el 1 de noviembre de 1908 sobre las nueve y cuarto de la mañana. Estuvieron presentes representantes de todas las organizaciones civiles de la ciudad y distintos funcionarios del gobierno. El general Ernesto Asbert, en su puesto de gobernador de la provincia, y el Dr. Alfredo Zayas, futuro presidente, fueron los encargados de introducir el acto y hacer el discurso de honor, respectivamente, en presencia del Gobernador Provisional del país, Charles Magoon.

Cervantes 2017. Internet frente al convento de Santo Domingo
Imagen de la segunda estatua habanera de Cervantes -realizada por José Villa Soberón en 2017- frente al antiguo Convento de Santo Domingo (o San Juan de Letrán), ubicada al fondo del antiguo Palacio de los Capitanes Generales (imagen tomada de internet)

En el caso de Alfredo Zayas, entonces máximo representante del Partido Liberal, recalcó la importancia de este tipo de actos de reafirmación cultural para el futuro de la nación, en plena Ocupación norteamericana. Otro de los asuntos de su discurso abordó la necesidad de colocar estatuas de otros ilustres cubanos como José de la Luz y Caballero, Máximo Gómez o Carlos Manuel de Céspedes.

Al finalizar el acto pasaron al interior del Gobierno Provincial donde se realizó un almuerzo y se redactó un telegrama para enviarle al presidente del gobierno español Antonio Maura la noticia de la inauguración del monumento.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te podrían interesar…

Pin It on Pinterest