7 canciones de Frank Delgado evocando a La Habana

fotosdlahabana

Equipo de Fotos de La Habana. Integrado por historiadores, periodistas y profesores.

diciembre 29, 2020

Frank Delgado

Si se habla de la nueva trova cubana uno de los primeros en quien se piensa es en Frank Delgado, que ha sabido cómo nadie retratar desde el humor más fino a su Isla puta. Nada escapa a su musa, desde Harry Potter hasta Simone de Beauvoir han sido mezclados en los cantos de este este Walt Whitman tropical (nada humano le es ajeno).

Frank maravilla por su ritmo tan cubano y la claridad con que trata temas tan sensibles como la figura del Che, las carencias diarias, la prostitución, el amor más tierno e infantil, la guerra, la migración y hasta el marxismo.
En esta ocasión Fotos de La Habana les regala una selección de canciones en que la capital de todos los cubanos es indiscutible protagonista.

Frank Delgado
Frank Delgado y Santiago Feliú

1 CON SABINA EN EL VEDADO – FRANK DELGADO – Frank Delgado

A él le llaman el Rey del Vicio,
A mí me dicen el Rey Pasmao
Decidí salir del orificio
Y con Sabina me fui al Vedado.

Cuatro amazonas nos esperaban
No más entrar en el Malecón,
Los cuatro colores del panorama:
La Habana es un peligro, por dios.

Y se montaron desinhibidas
Con su perfume de pacotilla
Y un precio fijo para toda la pandilla.
¡Qué loco!
Yo les presento a Joaquín Sabina
Mi majarichi, mago del verso
Que ha hecho canciones para todo el universo.
Y ni se inmutaron.

Si el gallego paga puede ser lo que quiera,
Si el gallego paga puede ser lo que quiera,
Si el gallego paga:
Rey de España,
Alcalde de Zalamea,
Emir de Kuwait,
Su Santidad el Papa
O Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Nos fuimos para el Hotel Cohiba
Con paso franco en el elevador.
Joaquín me dijo: no te cohíbas,
Y yo pedí servicio de habitación.

La camarera trajo el pedido
Miró el ambiente y se sonrió
Y pa' sus adentros seguro dijo:
Estos no aguantan cuatro pa' dos.

Pensé lo mismo: pedir refuerzos
Pa' el Sindicato de Trovadores
Que en estos casos dicen que son lo mejores.
¡Qué loco! ¡Qué tierno!
Halé el bejuco, cogí la agenda
Marqué más números de la cuenta
Pero al final siempre oí la misma respuesta.
¡Qué se le va a hacer!

Si Pablo es de su casa,
Silvio está con Niurka,
Santiago con Ofelia,
Y Pedro Luis se fue,
Carlitos está con Greta,
Gerardo en la luna
Y Polito me dijo que iba a ver.

Vicente con Aurora,
Noel con la rusa,
Con los de Habana Abierta
No hay nada que hacer,
Y los del Centro Pablo
Si te caen en turba
No dejan ni un huesito pa' roer.

Tú dices que no, yo digo que sí,
No dejan ni un huesito pa' roer.

Así que fui combinando besos
Ya me sentía en el hit parade,
Aunque a mi edad yo te lo confieso
Es muy difícil un doble play.

Joaquín desplegó su artillería
Tratando de no inflingir la ley
Y me gritó aunque no lo consiga
Aun así sigo siendo el rey.

Y yo quedé fuera de combate
Porque es más fácil en este caso
Abrir la boca que levantar otro brazo.
¡Qué loco, qué tierno!
Al otro día encontré una nota
Que nos llamaba de caballeros
Qué poca marcha Joaquín por tanto dinero.
¡Qué se la va a hacer!

Si Pablo es de su casa,
Silvio está con Niurka,
Santiago con Ofelia,
Y Pedro Luis se fue,
Carlitos está con Greta,
Gerardo en la luna
Y Polito me dijo que iba a ver.

Vicente con Aurora,
Noel con la rusa,
Con los de Habana Abierta
No hay nada que hacer,
Y los del Centro Pablo
Si te caen en turba
No dejan ni un huesito pa' roer.

Lo cierto es que en la Habana ya no hay más bohemia
Y que los trovadores no saben qué hacer
Se nos cayó el caché con cuatro mandamientos
Pero nuestra leyenda sigue en pie.

Nos dieron las dos, nos dieron las tres
Pero nuestra leyenda sigue en pie
Y que dice el coro, mi coro es
Pero nuestra leyenda sigue en pie
Con un babalao yo lo consulté
Pero nuestra leyenda sigue en pie
Pero aun así sigo siendo el rey
Pero nuestra leyenda sigue en pie
Y que tú verás y que tú vas a ver
Pero nuestra leyenda sigue en pie

2 LA HABANA ESTÁ DE BALA – FRANK DELGADO – Frank Delgado

LA HABANA ESTÁ DE BALA – FRANK DELGADO – Frank Delgado

Tú no me sabes tratar con amor,
Y paso la noche en tu cuerpo de guardia.
La Habana está muy sucia.
La Habana tiene piojos.
La Habana tiene giardias.
Te hago apologías pero no me pagas.
Resulta baladí hacerte una balada.
La Habana está de bala.

La Habana dicen que tiene despoblación progresiva
Lo sé porque algunas fiestas están de capa caída
Y a veces cuando pregunto, ¿dónde estarán mis amigas?
Me fueron dejando solo, con suerte y con mala maña,
Encontraron el amor, o le contaron patrañas
A un viejo libidinoso, que las llevó para España.

Santa Cecilia es la Virgen que los músicos veneran,
Unos le piden contratos y otros están a la espera
Del chance de Sandoval o Paquito D' Rivera.
Tus culebrones me dejan vacío y fuera del mapa,
Se perdió Beatriz Valdés y no sé si en la resaca
Un día Lily Rentería piense volver de Caracas.

La Habana tiene para arreglarse
Que maquillarse con pico y pala.

La Habana tiene sus días tristes
Y también tiene noches de gala.

Cuando me canso de tus columnas me voy
Porque a mí me da la gana.

3 RIO QUIBÚ – FRANK DELGADO, PABLO MENÉNDEZ & MEZCLA – Frank Delgado

Nació en la espuma sideral
de una laguna podrida
de los residuos de un central
y alguna lluvia caída.
Él nunca tuvo en su abolengo
un manantial por nacimiento.

Se fue acercando a la ciudad
atravesando fabelas
contaminando el hábitat
y el olor de las cazuelas.
Si no lo crees vete
y pasa por Zamora a la corbata.

A dónde va este río
sin cascadas ni afluentes
ni remansos en que se baña la gente.
Con sus orillas sucias que sin ser días festivos
amanecen llenas de preservativos.

Río Quibú.
La Habana y la Giradilla.
Río Quibú.
Nadie lavó en tus orillas.
Río Quibú.
Si eras una alcantarilla.

Casi llegando al litoral
Cubanacán aparece
con casas hechas de cristal
y material resistente.
Piscinas y campos de golf
e iglesias sin sus feligreses.

A dónde va ese río
con su causa y su desgracia
y la mierda de la antigua aristocracia.
Su curso es un muestrario de grandes contradicciones
ciudadelas y centros de convenciones.

Río Quibú.
Y alguien te trata de inmundo.
Río Quibú.
De sucio y poco profundo.
Río Quibú.
Orgullo del Tercer Mundo.

El río sucio llega al mar
después de una gran batalla
depositando su carga,
contaminando la playa.
Claro que estás sobre la pista
que esta canción la hizo un bañista.

Aquí llegó este río
con su carga de argumentos
Y en la costa se ha formado el descontento.
Si usted se contamina de este río basurero
vaya a bañarse a Varadero.

Río Quibú.
Y quedará más contento.
Río Quibú.
Y tendrá un buen argumento.
Río Quibú.
Para tu próximo cuento.

4 Trova-tur – Frank Delgado

Yo era un trova-tur en la Habana,
filántropo de los basureros
y me pasé las noches y el alba, negra,
cantando sólo para extranjeros.

La moneda con que me pagaban
no cabía en ningún monedero
por eso cuando me registraban, baby,
no podían encontrarme el dinero.

Yo era un virus tropical,
latinlover comunista
traficando con la revolución
y con sus puntos de vista.

Mezcla de Eusebio Leal
con ministro sin cartera.
Yo lo mismo citaba a Carlos Marx
que a Doña Lydia Cabrera.

Yo las llevaba al Malecón
y muy serio les mostraba
donde fue que desembarcó Colón
junto a Rodrigo de Triana.

Y donde Hemingway pisó
adoquines de madera
y para colmo cantaba en la mayor
“Guajira Guantanamera”.

Eu falando portugués
pasaba por brasileño
pero fui sorprendido en un hotel
cuando imitaba a un porteño.

Me viraron al revés,
me apuntaron en la lista
y me dijeron: si te quieres perder,
vuélvete a hacer el turista.

Y Dios que es la inconsciencia de mi alma
me castigó por ser tarambana
y un día de octubre en medio del viento, baby,
yo me casé con una cubana.

5 Bailarina de Tropicana – Frank Delgado

Mi modus operandi
era la bestia humana.
Yo tenía una novia
que bailaba en Tropicana.

De Yemayá furtiva,
de Ochún muy casquivana,
de rumbera maldita,
de Salomé cubana.

Entre pupila y corazón esa muchacha
era pa mí, tarjetón de medicina
y cada noche era el amor con el disfraz
en nuestro lecho de confeti y serpentina.
Y cuando la gente sale al trabajo
a esa hora cerraba oficina.

Y yo que la he querido
tanto, tanto, tanto,
tanto como el uno,
tanto como el dos
y mientras tanto,
mantenme al tanto.

Llegábamos al limbo
sin ritos y sin asanas
cuando en su día franco
reventábamos la Habana.

Turistas clandestinos,
melómanos de barra
con aquellos grupitos
de los que hay en cada cuadra.

Y entre pupila y corazón esa muchacha
era pa mí, mi diapasón de plastilina
y cada noche era el amor en el sofá,
en el balcón, sólo con néctar y ambrosía.
Y eso duró lo que duran las rachas
en lo que el cuerpo acumula toxinas.

Santiago Alfonso le dio pirey.

Una cubana canta y bailaba
con el ballet de Tropicana.
Como veía que no se movía
fueron a buscar otra cubana.

Y yo con mi voz profunda
gritando como un demente:
¡auxilio! ¡auxilio!
y así sucesivamente.

Vamos a repetir el coro
para que lo cante la gente:
¡auxilio! ¡auxilio!
y así sucesivamente.

Pero yo quiero luces inteligentes,
y así sucesivamente,
yo quiero ser un televidente,
y así sucesivamente,
pero Renté quitándome la corriente,
y así sucesivamente,
pero la bailarina es concupiscente,
y así sucesivamente.

Y yo con mi voz profunda
gritando como un demente:
¡auxilio! ¡auxilio!
y así sucesivamente.

Arrivederci Roma, see you later alligator, in a white coco drive…
High Tech, Universidad para Todos, atiendan todos.

Estudia teoría
hasta la madrugada
con la luz larga de una
bailarina jubilada.

Y mi vida transcurre
en lo que ella prepara
sus clases magistrales
de casinos para Italia.

Y entre pupila y corazón esa muchacha
era pa mí una ragazza, una bambina
y cada noche era el amor como Nerón,
como Calígula, en clave grecolatina.
Y me dejó como dejan las musas
a su entenado en la ruleta rusa.
(Estudiando inmigración)

Cuba, Cuba,
Estudio, trabajo, fusil.
Lápiz, cartilla, manual.
Alfabetizar, alfabetizar.
Venceremos.
Somos la brigada Conrado Benítez,
somos la vanguardia de la revolución.

Y yo con mi voz profunda
gritando como un demente:
¡auxilio! ¡auxilio!
y así sucesivamente.

Pero que dice mi coro,
cántenme los buena gente:
¡auxilio! ¡auxilio!
y así sucesivamente.

Pero yo quiero luces inteligentes,
y así sucesivamente,
yo quiero ser fiel televidente,
y así sucesivamente,
pero Guiteras quitándome la corriente,
y así sucesivamente,
pero Felton quitándome la corriente,
y así sucesivamente.

6 La farándula habanera – Frank Delgado

Aquel galán de siete leguas
que era animador del "Sans Souci"
hoy es un viejo jubilado
exiliado en su cubil.

El héroe de Cabrera Infante
con los mártires del cabaret
que fueron nacionalizados
por inercia y por joder,

me dicen hoy
que hay una Habana que se perdió
y en sus aquelarres ellos invocan.
Me dicen hoy.

La Habana que ahora es puritana
en un tiempo dizque fue un ciclón
que en la mañana era la mecha
y en la noche la explosión.

Y dizque se le fue la mano
entre el trago y la enajenación
que un día nos las clausuraron
con discurso y con sermón.

Y amaneció
con un papel precinta la puerta
del "Alibari", del "Rumba Palace".
Y amaneció.

Pero me encontré con mis ancestros
que me contaron la historia
con una letra al revés
y el que fungió como fiscal
dicen que fue
Benny Moré.

Cantor de repertorio ibérico,
la veterana maniquí,
el bailarín con marcapasos
y el showman con peluquín.

Hablando siempre del Montmartre
de Las Vegas o del Nacional,
los ojos se le ponen chinos
si yo empiezo a sospechar

que no es mentira
que esos viejitos de la farándula
son candelas
si se reúnen en Jallaldía.

Los fantasmas de la noche,
los reyes de la alegría,
la farándula habanera
se reunió en Jallaldía.

La torta del maquillaje
y los tintes a granel
y aquella monomanía
que se va a caer Fidel.

A guasa va recitando
con muletas ayudado,
con la pálida del día,
con el vientre relajado.

Y el dinero no le alcanza
para fiestas todo el día.
La farándula habanera
se reunió en Jallaldía.

Rememorar viejos tiempos
le devuelve la energía.
La farándula habanera
se reunió en Jallaldía.

7 La conga del Barrio Chino -Frank Delgado

Me gusta la comida criolla
De las pizzerias italianas
Que sirven los negritos camareros
En el barrio chino de La Habana

(Sabe' dónde hacen el mejor pistou uruguayo?
En el barrio chino)
(Sabe' dónde hacen las mejores pizzas?
En el barrio chino)

Hubiera preferido
No ser el emisor de tu improperio
El corredor de tus angustias
Pues no soy un santo

Preferiría ser payaso
Entreverando la sonrisa y el llanto

Evidentemente en el ponche
Se conjuran todos los males
Pueden resultar indigestos
Para algo sirven las sales

Me gusta la comida criolla
De las pizzerias italianas
Que sirven los negritos camareros
En el barrio chino de La Habana

(Tu sabe' que en Europa los dragones
Son reptiles
Y en china
En china son cienpiés)

Hubiera preferido
No ser el Adalit de lo imperfecto
La bacteria oportunista
En tu baja defensa

Yo tengo un techo de cristal
Y propensión a contraer
La influensa

Me dirás que tocando en vivo
Alguien siempre mete la pata
Pero me serviste el motivo
En una bandeja de plata

Mándame el dinero
O la carta blanca
Lávate la boca
Antes de decir
Que falló la banca
Y que al diputado
Que muy mal lo veo
Y que en la asamblea
Dejen el chanchuyo
Y el culin pande'o

Me gusta la comida criolla
De las pizzerias italianas
Que sirven los negritos camareros
En el barrio chino de La Habana

Me gusta la comida criolla
De las pizzerias italianas
Que sirven los negritos camareros
En el barrio chino de La Habana

Me gusta cuando doy un concierto
Cantar lo que a mí me da la gana
Que sirven los negritos camareros
En el barrio chino de La Habana

Y si alguien me responde indignado
(Indignado)
Meteré la cara en la palangana
Que sirven los negritos camareros
En el barrio chino de La Habana

Quien me ha robado el mes de enero
Y quien se ha comido mi africana
Que sirven los negritos camareros
En el barrio chino de La Habana

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Cecilia Valdés en el espejo de la cultura - Fotos de La Habana - […] Buena Fe y Frank Delgado la hacen protagonista junto a la Bella Durmiente de una historia de amor moderna…
  2. Gerardo Alfonso: "La Habana es el sitio más entrañable del mundo"... Entrevista con el trovador (+ 3 videos) - Fotos de La Habana - […] Topos homenajeando a Santiago Feliú. Varela, Frank Delgado y Gerardo […]

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te podrían interesar…

Pin It on Pinterest