Vedado Elegante: Casa de Estela Aspuru (21 y 16)

Benito German Peña Galvez

Habanero de nacimiento y amante de la arquitectura de su ciudad. Estudió Ingeniería Mecánica en la CUJAE.

septiembre 12, 2021

La bella mansión de la calle 21, No. 1151 esquina 16, Vedado que bajo los códigos del racionalismo ó Streamline modernista, fue una tipologia extendida desde mediados de los 30 y los 40 en varias zonas del Vedado, Marianao, Miramar, etc donde todavía se conservan esplendidas residencias que representaron una ruptura con el decó tradicional.

Representa la mansión una expresión de tránsito al movimiento moderno, iniciada en 1932 por el arquitecto Pedro Martínez Inclán con el edificio propiedad de Justo Carrillo en 23 y 16 (y que precisamente está en la esquina opuesta a esta residencia, que tiene una farmacia en bajos) y donde, además, se destacaron arquitectos como Emilio de Soto, Rafael de Cárdenas, Eugenio Batista, Nicolás Arroyo, Gabriela Menéndez, entre otros.


Casa de Estela Aspuru, Vedado, Habana

Otro ángulo de la antigua mansión de Estela Aspuru en la calle 21, No. 1151


Casa de Estela Aspuru

Fue de la propiedad e inicialmente residencia de Estela Aspuru Plasencia, hija de Juan Aspuru San Pedro y sobrina de Clara y Manuel Aspuru, del clan familiar de los hermanos Aspuru San Pedro que heredaron y acrecentaron luego una cuantiosa fortuna y numerosas propiedades desde fines de los años 10.


Estela Aspuru Plasencia era una de los tres hijos del magnate Juan Antonio Aspuru San Miguel y Estela Plasencia. Se encontraba casada con el empresario Mauricio de Almagro Ariosa, quien era propietario de los modernos cines Atlántico, Ambassador y Astral, entre otros intereses.

Su hermano Carlos Luis Aspuru Plasencia era propietario de una gran ferretería, una petrolera y en sociedad con otros intereses, del Banco de la Construcción, que había fundado en 1954.

El clan de los Aspuru, al que pertenecían Estela y sus hermanos, además de otras ramas emparentadas entre sí de forma cercana, había construido su fortuna en el siglo XIX en la agroindustria azucarera, acrecentándola en el XX a través del comercio y la banca.


0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te podrían interesar…

Pin It on Pinterest