Vedado clásico (calle 13, No. 251) casa de Salvador Guedes

Benito German Peña Galvez

Habanero de nacimiento y amante de la arquitectura de su ciudad. Estudió Ingeniería Mecánica en la CUJAE.

abril 15, 2021

Casa de Salvador Guedes Sardiña. Aunque su dirección postal la ubica en 13 No. 251 esquina J, Vedado, su majestuosa fachada principal esta emplazada por la calle J.

Proyecto de Morales y Compañía, para residencia familiar del hacendado matancero Salvador Guedes Sardiña, propietario en Matanzas de la finca Trinidad en Unión de Reyes y del central Araújo en Calimete en los primeros años del XX, y copropietario del central Orozco de Cabañas, Pinar del Río entre 1928 y 1944.

Salvador Guedes Sardiña

Salvador Guedes estaba casado con María Teresa Olano con quien tuvo sus cinco hijos.

La construcción de la mansión iniciada a principios de 1920 se paralizó por largo tiempo debido a la caída de los precios del azúcar que trajo el debacle financiero conocido por el crack de 1921, lo que condujo a que fueran suprimidos los techos en mansarda afrancesada originalmente diseñados por el genial arquitecto Leonardo Morales, y que hubieran introducido un toque exótico de altos vuelos nunca visto en una mansión vedadense.

No obstante las ventanas de la planta baja lucen los espléndidos cuernos de la abundancia de los que su propietario, se negó a prescindir, aunque las dificultades económicas que ya se le venían encima no la auguraban.


Casa de Salvador Guedes (proyecto original)

El proyecto original del palacete de Salvador Guedes Sardiña, diseñado por Morales y Compañía, incluía los techos en mansarda afrancesada, que no pudieron ejecutarse por los problemas financieros que afrontó Guedes como consecuencia de la caída de los precios del azúcar y el crack bancario de 1921.


Fue finalmente concluida en 1923. A la caída del machadato en 1933, la familia se traslada a Canadá y posteriormente la residencia fue adquirida por Andrés Gómez Mena Vila, miembro del poderoso clan familiar propietario de bienes inmuebles, casas bancarias y centrales azucareros.

En los años 40, el inmueble fue arrendado para el prestigioso y emblemático Colegio Arturo Montori Céspedes, dirigido por la hija del destacado pedagogo cubano, Dra Violeta Montori Pérez y que funcionó privado hasta 1961 y luego como escuela primaria con el mismo nombre.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te podrían interesar…

Pin It on Pinterest