El azar, la historia y la cotidaniedad se juntan en la edificación que recorremos hoy, conocida con el nombre de la casa del Marques de Arcos, su historia entrelaza sin estridencias lo real maravilloso del trópico insular.

Seguir Leyendo