Guillermo Cabrera Infante se inventó La Habana; luego la hizo desaparecer de un capotazo de guión, como una burbuja que flota más allá del rompiente de la ola que se precipita...

Seguir Leyendo