Parque Finlay, un homenaje de La Habana a un sabio universal

fotosdlahabana

Equipo de Fotos de La Habana. Integrado por historiadores, periodistas y profesores.

El Parque Finlay se encuentra en el municipio Centro Habana y ocupa la manzana que conforman las calles Estrella, Belascoaín, Maloja y División, frente al edificio del Instituto de Diseño (antigua sede de la Secretaría de Sanidad y Beneficencia).

Se encuentra el Parque Finlay completamente arbolado, aunque la sombra es mucho más abundante hacia las calles División y Maloja, donde se ubican la mayoría de las bancas y se hace más escasa hacia Estrella y Belascoaín. Casi en la intersección de estas dos últimas calles se encuentra, además una parada de ómnibus.

En el centro del Parque, ante el monumento a Carlos J. Finlay, se abre una plazoleta semicircular pavimentada en granito negro y circundada por un muro de ladrillos de fundición que es usada con frecuencia para actividades culturales, sociales y deportivas.

Historia del Parque Finlay

Los terrenos que se encontraban cruzando la Calzada de Belascoaín, frente a la antigua Secretaría de Sanidad y Beneficencia fueron cedidos a esta por el Decreto Presidencial del 14 de abril de 1921 para ser convertidos en un parque en honor al sabio cubano Carlos J. Finlay, descubridor del agente transmisor de la fiebre amarilla.

En el centro del que desde entonces sería llamado Parque Finlay se colocó un monumento en mármol de carrara en honor al médico cubano, obra del escultor español Ramón Mateu.

Monumento a Finlay Ramon Mateu
El escultor español Ramón Mateu mientras trabajaba en el monumento a Carlos J. Finlay

El monumento a Finlay fue concebido por el valenciano Ramón Mateu en dos piezas que trabajó de forma independiente: el pedestal sobre el que se eleva el asiento del médico y ante el que se arrodilla un hombre semidesnudo que le ofrenda una rama de laurel con la más sencilla de las leyendas grabada sobre el mismo mármol:

«Al Dr. Finlay»

A más de un metro de altura sobre el pedestal se encuentra Finlay sentado con una larga túnica en actitud venerable mientras lee un voluminoso libro sobre el símbolo de la medicina.

Junto al monumento principal se erigieron también varios bustos (obras del propio Ramón Mateu) en honor de los colaboradores de Carlos J. Finlay, los doctores Claudio Delgado y Juan Guiteras y los miembros de la Comisión Americana que probara la teoría del sabio cubano: los médicos norteamericano Jezze Lazear y William Gorgas.

Todo el conjunto se rodeo con pilares de bronce con la leyenda RC (República de Cuba) los cuales se unían con una cadena.

A lo largo de su historia, el Parque Finlay – inaugurado oficialmente el 17 de mayo de 1921 – ha sufrido varias remodelaciones. En una de ellas el monumento al médico cubano fue movido desde el centro hacia uno de los extremos junto a la calle División y lo bustos que le rodeaban desaparecieron.

Desafortunadamente, la ubicación del monumento en una zona donde han proliferado las malas conductas sociales, la no existencia de guardaparques en el Parque Finlay, unidos a la mala iluminación y la indiferencia de la policía han provocado que el monumento al sabio cubano haya sido vandalizado y sufrido maltrato en múltiples ocasiones en los últimos años.

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Efemérides de mayo - La Habana - Fotos de La Habana - […] 1921 – Se inaugura el monumento a Carlos J. Finlay en La Habana. […]
  2. Calle Belascoaín... la del Conde y La Beneficencia - Fotos de La Habana - […] y San Lázaro se encontraba el bello pórtico de acceso, desaparecido hace muchos años) ; el Parque Finlay, entre…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podrían interesar…

Pin It on Pinterest