Parque de Palatino, Cerro (Así cambió La Habana)

fotosdlahabana

Equipo de Fotos de La Habana. Integrado por historiadores, periodistas y profesores.

El Parque de Palatino, que oficialmente se llama Parque Antonio López Camero aunque nadie lo conoce por ese nombre, se encuentra en la manzana que conforman las calles Albear, 5ta, Fomento y 6ta en Palatino, municipio Cerro.

Se trata de un espacio agradable en el que los grandes árboles invitan al descanso en la extensa y continua sombra que proyectan sobre los numerosos bancos de hierro dispersos por el lugar. La verde grama se encuentra surcada por senderos que se entrecruzan en varias direcciones a la vista de viejas y mutiladas estatuas de piedra caliza, desgastadas por el azote del tiempo y los elementos.


Parque de Palatino visto desde la calle Albear
Parque de Palatino visto desde la calle Albear

En el ángulo que forman las calles Albear y 5ta existe un pequeño parque infantil con aparatos rústicos rodeado de una cerca pearles y la esquina opuesta un busto en bronce del Apóstol de la Independencia de Cuba, José Martí, al que circunda un círculo de columnas corintias, homenaje de la Asociación de Propietarios y Vecinos del Reparto Palatino.

El Parque de Palatino y la Zanja Real

Sin embargo, si algo resulta curioso a la vista en el Parque de Palatino son sus tres puentecillos en forma de arco, reminiscencias de la desaparecida corriente de la Zanja Real que atravesaba el lugar.

La Zanja Real, que llevaba el agua del río Almendares hasta la villa de San Cristóbal comenzó a funcionar en 1592 y por más de 200 años, hasta la puesta en funcionamiento del Acueducto de Fernando VII, fue la casi única fuente de abasto de agua de la capital del país.

Como la Zanja era un canal a cielo abierto, a lo largo de su sinuoso recorrido sucedían muchas cosas con sus aguas: se utilizaban para la agricultura y la ganadería, pero también para la recreación de bucólicos paisajes para el disfrute de los potentados que, en el entonces campestre barrio extramuros del Cerro, habían construido sus quintas neoclásicas en la primera mitad del siglo XIX.



Algo muy parecido fue, precisamente, lo que ocurrió en el Parque de Palatino, en el que los urbanizadores del reparto decidieron convertir parte del recorrido de la corriente de agua, en un lugar de ensueño para el disfrute público de las familias del lugar.

Así, levantaron artísticos puentes curvos sobre el canal, y sobre el cuidado césped que hicieron sembrar para los picnic domingueros, hicieron colocar esculturas de ninfas danzantes, animales mitólogicos y sensuales damas semidesnudas que le otorgaban al Parque de Palatino un aire clásico y lo convirtieron en un espacio muy popular.

Aunque con la construcción del Acueducto de Albear la Zanja Real quedó obsoleta y en abandono, sus aguas continuaron fluyendo de forma más o menos irregular durante la primera mitad del siglo XX hasta que, finalmente, quedó desconectada por completo del río Almendares.



Al secarse definitivamente la Zanja Real su cauce bajo los románticos puentes del Parque de Palatino fue rellenado alcanzando la manzana su aspecto actual.

Monumentos

Obviando las esculturas y copas de piedra caliza, carentes de valor artístico, que se encuentran dispersas por el parque y cuya única función fue de atrezzo; existen en el Parque de Palatino tres monumentos, todos en bronce, dignos de ser mencionados:

Monumento a las Madres: Uno de los tantos que existen en La Habana. Esta situado casi en el ángulo de las calles Albear y 6ta es un conjunto en bronce en el que aparecen representados una madre sentada junto con sus dos hijos (ambos varones), uno de brazos que carga en su brazo izquierdo y otro de aproximadamente diez años que se encuentra de pie leyendo un libro.


Monumento a las Madres en el Parque de Palatino

Monumento a las Madres en el Parque de Palatino


Junto a la bota derecha del mayor de los niños aparece la firma del autor de la obra, José Peñalver.

El conjunto, dedicado por las escuelas públicas y privadas del reparto, se encuentra sobre un pequeño pedestal de mampostería con forma hexagonal en el que se puede leer en una tarja también de bronce:

MADRE QUERIDA:

Tú que con tanto sacrificio nos diste el ser.

!TODO ES PEQUEÑO PARA HONRARTE!

Este mmonumento ha sido erigido por cuestación popular a iniciativa de la Asociación de Propietarios y Vecinos del Reparto Palatino, con la cooperación de los alumnos de los colegios siguientes:

Colegio Palatino

Colegio Santa Rosalía

Academia Rodríguez Ecay

Colegio Catalina Liaño

Kindergarten No. 297

Academia Mendoza

PALATINO MAYO DE 1956.

Monumento a Antonio López Camero, «Cholo»: Situado en el cuadrante suroeste del Parque de Palatino fue erigido el 26 de julio de 1959 en honor de Antonio López Camero «Cholo», muerto el 2 de enero de 1959 en 23 y N, Vedado, durante un intercambio de disparos con otros elementos revolucionarios durante una confusión.


Monumento a Antonio López Camero "Cholo" en el Parque de Palatino

Monumento a Antonio López Camero «Cholo»


Consta el conjunto de un busto de bronce del combatiente que se alza sobre un pedestal resctangular de mampostería que en el que se puede leer en una gran tarja, también de bronce, lo siguiente:

LIBERTAD O MUERTE

Los hombres van en dos bandos, los que aman y fundan y los que odian y destruyen.

José Martí

La sangre generosa de este joven sirvió de abono y de ejemplo a la gesta emancipados de nuestra nueva patria.

– IN MEMORIAN DE ANTONIO LÓPEZ CAMERO (CHOLO) –

Miembro activo del Movimiento Revolucionario 26 de Julio que cayera tristemente abatido el 2 de enero de 1959, después que la Providencia divina de Dios, le había dejado conocer el triunfo de sus ideales revolucionarios.

Esta placa ha sido dedicada como recuerdo sincero de sus compañeros y amigos.

Po el Comité de Amigos:

Alberto Luis Guerra, Secretario

Rigoberto Fernández, Secretario General OMSA.

Juan Armesto, Secretario General COA

La Habana, 26 de julio de 1959

– Año de la Liberación –

Fundido en el Centro Tecnológico Frank país – Ceiba del Agua

A un par de metros de la base del pedestal se encuentra otra placa de bronce, colocada sobre una pequeña base de concreto casi a la altura del césped.

En esta, colocada seis meses después se puede el parque aparece ya identificado como «Parque Antonio López Camero», por lo que él cambio de denominación debió ocurrir en algún momento del año. 1959 antes de su colocación.

Como curiosidad histórica se puede señalar que, probablemente, sea esta tarja del Parque de Palatino el único elemento escultórico y conmemorativo que en Cuba reconoce públicamente y rinde homenaje al carácter revolucionario de la Organización Auténtica, equiparándola al Directorio Revolucionario y al Movimiento 26 de Julio, a la vez que obvia al Partido Socialista Popular.

El texto dice lo siguiente:

PARQUE ANTONIO LÓPEZ CAMERO

– (CHOLO) –

Este compañero tuvo el honor de ser miembro de las tres organizaciones revolucionarias que lucharon por la libertad de Cuba.

DIRECTORIO REVOLUCIONARIO 13 DE MARZO

ORGANIZACIÓN AUTÉNTICA O/A

MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO 26 DE JULIO

Esta pequeña tarja se erige como homenaje a la memoria de Cholo de todos los compañeros que trabajaban con él:

Felipe Llaudy, Rodolfo Muiñas, Aníbal Aparicio, Mario Ballote, Ernesto Pérez Vidal, Carlos Vega, Raúl Pérez, Justo Guerra, Enrique Díaz, Sergio Chiroles, Reinaldo Insua, Julián Martínez, Armindo González, Freedeman González

La Habana, 2 de diciembre de 1959

Año de la Liberación

Fundida en el Centro Tecnológico Frank País – Ceiba del Agua

Monumento a José Martí: Situado en la esquina de las calles Fomento y 5ta es el conjunto más llamativo del Parque de Palatino y fue erigido, como el de las Madres, por la Asociación de Propietarios y Vecinos del Reparto Palatino.

El conjunto consiste en una pequeña plazuela circular rodeada de una treintena de columnas corintias en cuyo centro se encuentra un pedestal con un busto de bronce del Apóstol de la indendencia de Cuba.


Parque de Palatino - Monumento a Martí

Monumento a José Martí en el Parque de Palatino


En el pedestal de mampostería se puede leer en una placa, también de bronce:

Los hombres van en dos bandos: los que aman y fundan y los que odian y deshacen

José Martí

La Asociación de Propietarios y Vecinos del Reparto Palatino y sus Anexos coloca esta tarja como homenaje al Apóstol, en el aniversario de su natalicio.

Enero 28 de 1956

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te podrían interesar…

Pin It on Pinterest