Monumento a Antonio Maceo, un homenaje habanero al caudillo de Oriente

fotosdlahabana

Equipo de Fotos de La Habana. Integrado por historiadores, periodistas y profesores.

diciembre 7, 2020

El 20 de mayo de 1916, dos décadas después de la caída del caudillo oriental en Punta Brava, se inauguró en La Habana el Monumento a Antonio Maceo, lugarteniente general de Ejército Libertador cubano.

Construido en bronce y granito, el Monumento a Antonio Maceo es uno de los conjuntos más imponentes entre los que existe en la ciudad.

Descubriendo el Monumento a Antonio Maceo

La altísima columna de granito, a la que se accede desde cuatro escalinatas, está escoltada en sus ángulos por cuatro figuras de bronce que representan a la Ley, la Justicia, el Pensamiento y la Acción.

En la columna se muestran cuatro relieves, también de bronce, alegóricos a cinco momentos fundamentales en la vida del caudillo oriental: su incorporación a la Guerra del 68; las acciones militares de La Indiana, Mangos de Mejía y Cacarajícara; y, por último, la histórica Protesta de Baraguá.

Corona el Monumento a Antonio Maceo una estatua ecuestre del héroe, obra del italiano Domenico Boni, ganador del concurso que se lanzó por la comisión gestora.

Monumento a Antonio Maceo en el Parque Maceo
Monumento a Antonio Maceo en el Parque Maceo

El proyecto original del artista presentaba al caballo de Maceo a galope sobre un mar de bayonetas, pero este detalle fue suprimido, pues se consideró lastimaba la concordia entre españoles y cubanos.

Un parque tardío

Transcurriría, sin embargo, una década desde la erección del monumento a la construcción del parque circundante (llamado también Parque Maceo).

No sería hasta 1925 que, tras una campaña de concientización y reclamo público liderada por el historiador Emilio Roig de Leuchsenring, el secretario de Obras Públicas de Gerardo Machado, «el Dinámico» Carlos Miguel de Céspedes liberaría los fondos necesarios para construir el Parque.

Construido sobre el relleno de la antigua Caleta de San Lázaro o de Juan Guillén, el Parque Maceo ha sufrido a lo largo del tiempo varias reformas de importancia. El mismo quedó delimitado por las calles Malecón, Marina, San Lázaro y Belascoaín.

Parque Maceo en 1938
En la reforma realizada en 1938 al Parque Maceo quedaría incluido un pórtico de acceso por la calle Belascoaín

Además de la mencionada reforma de Carlos Miguel de Céspedes – sobre el proyecto original de Francisco Centurión – se realizaron modificaciones notables en 1938, 1960, 1996 (con motivo del centenario de la caída en combate de Maceo) y 2001 por la Oficina del Historiador de la Ciudad.

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Calle Belascoaín... la del Conde y La Beneficencia - Fotos de La Habana - […] particular destacan tres: el Parque Maceo (en Belascoaín entre Malecón y San Lázaro se encontraba el bello pórtico de…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podrían interesar…

Pin It on Pinterest