Iglesia y Convento de San Juan de Letrán o Santo Domingo (La Habana desaparecida)

fotosdlahabana

Equipo de Fotos de La Habana. Integrado por historiadores, periodistas y profesores.

La Iglesia y Convento de San Juan de Letrán estaba en la manzana comprendida por las calles Obispo, Mercaderes, O’Reilly y San Ignacio. Esta edificación de incalculable valor patrimonial fue subastada en 1919 y posteriormente demolida para la construcción de una serie de oficinas. La Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana realizó un increíble trabajo de reconstrucción de los elementos más importantes, arquitectónicamente hablando, de la institución original, permitiendo que veamos a día de hoy una réplica de la torre de la antigua iglesia y de su pórtico, elementos ornamentales más reconocibles de este primer edificio dedicado a la enseñanza superior en la isla.

Orígenes de la edificación

Las actas capitulares de la Isla de Cuba datan en lejana fecha de 1515 la llegada de la orden de los dominicos a la Villa de San Cristóbal, pero no sería hasta 1578 que podrían tomar posesión de una iglesia dedicada a San Juan de Letrán en la Havana (sic). Aquella rudimentaria estructura no era más que una casa a la cual se le había añadido una capilla como fue posible, siendo aquella estructura precaria la donación del Padre Andrés de Anís ( o Andrés Denis) a la Orden de Santo Domingo, de la cual había formado parte.

Iglesia y Convento de San Juan de Letrán
Vista de la torre desde la Plaza de Armas

Tomó posesión de esta capilla el padre Diego de Calvajal, quien llegó a la isla con una cédula real que buscaba facilitarle los trámites oportunos para que pudiese reconstruir aquel lugar y erigir en él un convento. Así que la utilización de esta primigenia estructura de carácter religioso por los dominicos no debió durar demasiado tiempo pues el Cabildo, dando cumplimiento a la cédula de la Corona, acordó que el Padre Calvajal «escoja los solares donde más le plazca entre los disponibles para materializar dicha orden».

Finalmente la dotación fue de diez solares aunque sin quedar registrados en las actas capitulares de la época la ubicación exacta de los mismos, pero es de suponer que estos coincidan con la esquina de las calles O’Reilly y Mercaderes donde estuvo durante varias centurias la Iglesia y Convento de Letrán.

Sin embargo las precariedades de aquellos tiempos se hicieron extensibles a la recién edificada institución religiosa provocando que casi nueve años después (1587) en una de las actas del cabildo se refleje el cumplimiento de otra cédula real que exigía se le diese cal y madera para acabar la iglesia. Es de suponer entonces que a finales de aquel siglo XVI se terminase la base estructural del convento y de la antigua iglesia de San Juan de Letrán.

Iglesia y Convento de San Juan de Letrán (o Santo Domingo)

En el año 1777 el arquitecto habanero Ignacio José Balboa realizó una reconstrucción casi total sobre la edificación. Se le añadió una nave consagrada a Nuestra Señora del Rosario y se procedió a renovar casi por completo la antigua capilla que estaba bajo la advocación de San Juan de Letrán pero que el pueblo nombraba como Santo Domingo.

Iglesia y Convento de San Juan de Letrán

En este período parte de las reparaciones corrieron a cargo de los principales benefactores de la iglesia, los primeros Condes de Casa Bayona, don José Bayona y Chacón y su esposa, quienes fueron sepultados en dicha iglesia.

La Iglesia

Según Emilio Roig de Leuchsenring la iglesia lucía una hermosa torre de varios cuerpos, una cúpula, no muy amplia, pero recubierta de losetas rojas, a semejanza de algunas de México, la puerta ornamental aunque sencilla, que daba a O’Reilly, y era la entrada principal, y otra lateral pero mucho más hermosa, sobre Mercaderes, donde aparecían, talladas en piedra, las imágenes de Santo Domingo, Santo Tomás de Guzmán Aquino y San Pedro Mártir. En su interior, eran de notar, en la época de su mayor esplendor, sus bellos y suntuosos altares barrocos, y sus primorosos techos tallados en madera.

Iglesia y Convento de San Juan de Letrán

El Convento

Sobre el convento nos cuenta José Martín Félix de Arrate en su maravilloso Llave del Nuevo Mundo. Antemural de las Indias Occidentales que el claustro tenía tres claustros, el primero labrado de columnas y arcos de piedra y los otros dos de madera con todas las aulas correspondientes a los escolares y oficinas precisas para los religiosos, que en la época de Arrate (sobre mediados del siglo XVIII), no eran más de cincuenta.

En esta ubicación estaba radicada desde 1728 hasta 1842 la Real y Pontificia Universidad de La Habana pero sobre la labor educativa de este centro profundizaremos en otro momento.

Iglesia y Convento de San Juan de Letrán

Sobre la sobria torre de la iglesia no menciona nada Arrate, mientras que el arquitecto Joaquín Weiss señala que es muy probable que no existiese aún en la fecha que escribió Arrate su libro, al menos con la magnificencia que alcanzaría con posterioridad, resultando una de las alturas referenciales de la Habana colonial. Así que lo más probable es que esta fuese añadida en la segunda mitad de ese siglo XVIII, adosada a la nave lateral que se levantó en ese período.

Usos en el tiempo

Hacia el año 1841 el gobierno español incautó los bienes de varias comunidades religiosas provocando que los dominicos fueran despojado de casi todo el convento, pasó entonces a radicar en gran parte del mismo el Cuerpo de Ingenieros del Ejército.

Con posterioridad se estableció en la parte de la estructura que daba a Obispo y San Ignacio el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana hasta que se construyó el majestuoso Instituto de la manzana comprendida entre las calles de Monserrate, Zulueta, San José y Teniente Rey.

Iglesia y Convento de San Juan de Letrán

Por su parte la Universidad cambió de nombre en 1842 cuando fue renombrada como Real Universidad Literaria y permaneció en esta ubicación hasta 1899 cuando fue trasladada a los antiguos terrenos de la Pirotecnia Militar, donde está ubicada desde 1902 hasta hoy.

Venta y demolición

En un proceso dilatado entre 1917 y 1919 el antiguo convento de los dominicos fue vendido a particulares que decidieron derribar la vetusta estructura para construir varias edificaciones. Una de ellas levantada en 1941 era de carácter moderno pero armonizaba su frente por la calle Mercaderes con el Palacio Municipal que tenía enfrente.

Iglesia y Convento de San Juan de Letrán
Las instalaciones del Convento antes de su demolición definitiva en 1957

En aquel momento todavía existían algunos restos del antiguo complejo de la iglesia y el convento que eran usados como ciudadela de viviendas. Finalmente en los años 50 se derribó todo lo que quedaba en la manzana, incluido el edificio de oficinas, para ubicar allí un moderno complejo comercial en el cual estaba incluida la pretendida Estación Terminal de Helicópteros de La Habana que no llegó a materializarse.

Tras enero de 1959 radicó allí hasta mediados de 1966 el Ministerio de Haciendas, posteriormente radicó el Ministerio de Educación en este lugar hasta que se produjo, en el año 2000, el proceso de intervención realizado por la Oficina del Historiador con el fin de convertirlo en sede del Colegio Universitario.

Iglesia y Convento de San Juan de Letrán

En la actual estructura se han incorporado los dos elementos arquitectónicos fundamentales del antiguo complejo: la torre y el pórtico barroco que representaba las imágenes de Santo Domingo, Santo Tomás de Guzmán Aquino y San Pedro Mártir.

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. El Hospital Viejo, la nebulosa historia del primer hospital de La Habana - Fotos de La Habana - […] Hospital Viejo de La Habana, primero en la ciudad que no en la Isla, estuvo ubicado entre el Convento…
  2. Ignacio Agramonte de La Habana a los campos de Cuba Libre - Fotos de La Habana - […] en Cuba) y poco más de dos años después, el de Doctor, que le fue entregado en el vetusto…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podrían interesar…

Pin It on Pinterest