El Gran Hotel Trotcha del Vedado (hoteles de La Habana)

Angel Gutiérrez Fernández

Habanero de corazón y amante de la ciudad. Trabajó en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) de Cuba .

julio 31, 2021

En 1886 fue inaugurado el hotel Trotcha por su propietario, el catalán Buenaventura Trotcha Fornaguera.

El hotel se ubicaba donde hoy está la calle Calzada entre Paseo y 2, en el Vedado y fue el lugar donde se ofrecían las mejores comidas de La Habana, con platos españoles, franceses y por supuesto criollos, acompañados por los mejores vinos.

En 1986, un fuego devastador destruye totalmente la edificación, quedando solamente en pie el portal de la entrada principal precedido por cuatro columnas, y los dos pilares que daban acceso secundario al hotel.

Con el paso del huracán Irma en 2017 se derrumban la casi totalidad de las ruinas. Los muros y restos de columnas han sido demolidos, quedando en la actualidad sólo dos columnas de lo que fueran sus muros.


Jardines del Hotel Trotcha

El hotel Trotcha era un edificio de estilo ecléctico que combinaba el tradicionalismo español con los elementos neoclásicos, entre éstos últimos destacaba en particular, su imponente fachada y el pórtico sostenido por enormes columnas dóricas.

El hotel se encontraba rodeado de bellos jardines que se extendían casi hasta el mar, donde antaño se encontraban los famosos baños del Vedado.


El hotel Trotcha del Vedado y la historia

La historia del hotel Trotcha comienza en 1880, cuando Don Buenaventura Trotcha, catalán llegado a Cuba en 1850, se dedica a la compra de terrenos en la zona vedada más allá de las canteras de San Lázaro.

Buenaventura adquiere una porción de los terrenos del Conde de Pozos Dulces con el propósito de construirse una lujosa vivienda próxima al mar.

En 1886 quedó inaugurada, pero el comerciante no se conformó y quiso sacar provecho a su propia casa y compartir con otros su pasión: la buena mesa.

Comidas españolas, criollas y francesas, acompañadas de los mejores vinos, eran su regocijo. Por eso ordenó acondicionar algunos salones y jardines como adorables sitios de estar, y en ese paraíso encontró aposento la “Sociedad del Vedado”.

Por toda la ciudad corría la noticia: las mejores comidas de La Habana se podían degustar en el nuevo local.


Gran Hotel Trotcha Vedado Living Room 1

El Gran Hotel Trotcha se mantuvo como uno de los más elegantes de La Habana hasta mediado de los años 1920 en que se construyeron nuevos hoteles de lujo en la ciudad. A partir de la década siguiente se convirtió en una casa de huéspedes de unas 60 habitaciones que fueron ocupadas por personas de recursos modestos.

Tras el triunfo de la Revolución Cubana de 1959 los inquilinos se convirtieron en propietarios y realizaron numerosas adaptaciones en el inmueble que provocaron la pérdida de buena parte de sus valores patrimoniales y aceleraron su deterioro.


0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te podrían interesar…

Pin It on Pinterest