Fray Junípero Serra un santo en La Habana

fotosdlahabana

Equipo de Fotos de La Habana. Integrado por historiadores, periodistas y profesores.

De espaldas al muro del Convento de San Francisco de Asís se alza el monumento a Fray Junípero Serra.

Con una cruz en mano, rostro severo y la vista perdida entre las palomas que revolotean en la plaza, la escultura del monje franciscano es un regalo de la Fundación Iberostar a la ciudad de La Habana y fue emplazada en su posición el 11 de junio de 2005.

La escultura es una réplica de la original que se encuentra ubicada en la Plaza de San Francisco de Mallorca y que es obra del artista Vasco afincado en Mallorca, Horacio de Eguia (1941 – 1991).

Fray Junípero Serra de Mallorca a California

Miguel José Serra Ferrer, conocidi como Fray Junípero Serra, nació en Petra, Mallorca el 24 de noviembre de 1713 y murió el 28 de agosto de 1784 en Monterrey, Alta California, en el Virreinato de Nueva España.

Dedicó toda su vida religiosa a la evangelización de los pueblos nativos americanos y con ese fin fundó una decena de misiones que ayudaron a consolidar el poder español en la Alta California.

Beatificado por Juan Pablo II el 28 de septiembre de 1988 fue elevado a la condición de Santo por el Papa Francisco el 23 de septiembre de 2015. A partir de ese momento es conocido por los católicos como San Junípero Serra.

Un santo en La Habana

El monumento a Fray Junípero Serra no se encuentra en la Plaza de San Francisco de Asís por casualidad.

En algún momento de la primera mitad del siglo XVIII el fraile mallorquín estuvo recluido en el antiguo Convento de San Francisco de Asís. Fue allí donde el futuro santo recibió la formación necesaria en Teología y lenguas nativas antes de iniciar su misión evangelizadora.

De La Habana partiría Fray Junípero en 1749 en compañía de otros 20 misioneros y con 36 años de edad hacia el Virreinato de la Nueva España, donde a fuerza de tesón labraría su camino hacia la santidad.

De la relación del fraile mallorquín con La Habana expresaría el Dr. Eusebio Leal Espengler:

«Fray Junípero Serra y San Francisco Solano fueron algunas de las más brillantes figuras de la etapa inicial del Convento, que se vieron magníficamente sucedidas por hombres símbolos de la ilustración cubana, tales como Félix Varela y José de la Luz y Caballero»

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podrían interesar…

Pin It on Pinterest