Del Estadio de La Tropical de Marianao al Pedro Marrero… Así cambió La Habana

fotosdlahabana

Equipo de Fotos de La Habana. Integrado por historiadores, periodistas y profesores.

octubre 10, 2021

El Gran Estadio Cervecería La Tropical – ese sería su nombre oficial, aunque todos lo conocería como Estadio La Tropical o Estadio de La Tropical – fue mandado a construir por el magnate cervecero Julio Blanco Herrera, empresario poseedor de una gran proyección social, que años antes había regalado a la ciudad unos espléndidos jardines en las cercanías del río Almendares para el disfrute de todos los habaneros.

Con capacidad para 20 000 espectadores, que para la época era muchísimo y lo convertía en el de más aforo del país, el Estadio de La Tropical se inauguró el 10 de octubre de 1929.

Cerveceria La Tropical Fabrica y Estadio
Foto aérea del Estadio de La Tropical en la que se pueden observar también las instalaciones de la fábrica de cerveza

Del Estadio de La Tropical al Pedro Marrero

De inmediato Julio Blanco Herrera puso la instalación al servicio de la Liga Profesional Cubana de Beisbol, que hasta ese momento se había jugado en el Oriental Park y el Almendares Park, estadios que se habían quedado pequeños para la fanáticada de la pelota.

Por tres lustros (1931 – 1946) el Estadio de La Tropical en la Avenida 41, antigua Calzada de Columbia, fue la sede principal de la liga profesional cubana, hasta que, como le había sucedido a sus predecesores, se quedó pequeño para el alcance que como negocio había alcanzado la pelota en Cuba y fue reemplazado por el Gran Stadium del Cerro, actual Estadio Latinoamericano.

No se debe dejar de mencionar que en el Estadio de La Tropical para botarla de jonrón había que pegarle bien duro a la pelota, porque era una instalación que media nada menos que 398 pies por el jardín derecho, 498 por el izquierdo y 505 por el central (aunque estas se redujeron por los extremos en los años 40).

En ella se jugaron, además de los ya mencionados campeonatos profesionales, cinco copas mundiales (1939, 1940, 1941, 1942 y 1943) que entonces se llamaban series y los Juegos Centroamericanos de 1930.

Juego de pelota en el Estadio de La Tropical
Entre 1931 y hasta la inauguración del Gran Stadium del Cerro, el Estadio de La Tropical fue la principal y más moderna instalación de Cuba para la práctica del beisbol

Al Estadio de La Tropical le correspondió el honor de ser sede del primer juego nocturno de beisbol en Cuba, celebrado el 21 de diciembre de 1937 entre los Tigres de Marianao y los Alacranes del Almendares, que ganaron los primeros 6 carreras por 5.

La Liga Profesional Cubana de Beisbol se trasladó hacia el nuevo estadio del Cerro, pero el Estadio de La Tropical siguió acogiendo partidos de beisbol de la liga amateur, juegos de fútbol y competencias de atletismo, pues continuaba siendo el mejor estadio multipropósito del país.

Susdueños no desdeñaban cualquier oportunidad de negocio que hiciera más rentable la instalación, por lo que Estadio de La Tropical fue testigo durante la República con algunos shows que poco tenían que ver con lo deportivo, como la ocasión en que el campeón olímpico de Berlín 1936, Jesse Owens corrió contra un caballo, sacándole nada menos que 20 metros de ventaja.

Tras el triunfo de la Revolución fue nacionalizada la Nueva Fábrica de Hielo, compañía propietaria de la Cervecería La Tropical y con ella todos sus activos, incluyendo el estadio de la Avenida 41, al que se le cambió el nombre por Pedro Marrero.

Sin embargo, en 60 años los cambios han sido muy pocos en las instalaciones y la obra civil del viejo Estadio de La Tropical. El aforo se mantiene sobre las 20 000 personas, en las mismas gradas; y continúa siendo un estadio multipropósito que se utiliza en competencias de atletismo y de fútbol, fundamentalmente.

El fútbol y La Tropical

Las generaciones más jóvenes asocian más al Estadio Pedro Marrero (antiguo Estadio de La Tropical) más con el fútbol que con el beisbol. Esto se debe a que el estadio es la sede oficial de la selección cubana de fútbol y en él juegan los Campeonatos Nacionales de este deporte los equipos de la capital cubana.

Ya desde mediados de la década de 1930 se jugaba fútbol en La Tropical, si bien es cierto que este deporte perdió protagonismo y se vio obligado a desplazarse a otras sedes, cuando la instalación se convirtió al 100 x 100 en la sede de la Liga Profesional Cubana de Beisbol.

En la actualidad el Pedro Marrero se usa casi de forma exclusiva para partidos de fútbol y algunas competencias de atletismo; si bien su grama natural ha sido blanco de críticas constantes debido a su habitual mal estado de conservación que convierte la instalación cuando se presenta la lluvia.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podrían interesar…

Pin It on Pinterest