El Cinódromo de Marianao (Havana Greyhound Kennel Club) un recuerdo en la élite de las carreras de galgos

fotosdlahabana

Equipo de Fotos de La Habana. Integrado por historiadores, periodistas y profesores.
Cinódromo de Marianao

El Havana Greyhound Kennel Club, más conocido como el Cinódromo de Marianao era el lugar donde se realizaban en Cuba, de forma perfectamente organizada, las carreras de galgos. 

En los terrenos cercanos al Country Club se encontraba ubicada la pista central, bordeada por una enorme valla de vegetación natural que hacía de barrera a las miradas indiscretas, permitiendo a los apostadores desatar libremente sus pasiones. 

En la convergencia de la Quinta Avenida y el Gran Bulevar en el municipio de Marianao, muy cerca del exclusivo Havana Yacht Club, La Concha y demás clubes de la zona de la antigua Playa de Mariano, actualmente pertenecientes al municipio de Playa.

El Cinódromo: una estrella del circuito de apuestas

Fue inaugurado el 12 de julio de 1951 y durante los pocos años en los que funcionó fue una gran atracción, tanto para los cubanos como para los turistas que visitaban la Isla y terminaban allí su recorrido después de disfrutar las bondades del litoral habanero.

Cinódromo de Marianao
Cinódromo de Marianao, en el plano del municipio Playa en 1958.

La construcción de la excelente instalación que acogía las carreras de galgos costó a sus promotores medio millón de pesos, equivalentes a dólares, y fue considerada en su época como una de las más hermosas del mundo y de las mejores equipadas técnicamente.

Daba el Havana Greyhound Kennel Club, empleo a más de 300 personas; pero se aprovechaba del trabajo casi gratuito de los muchachos de la Casa de Beneficencia, los cuales realizaban (por un convenio con el director de esta institución benéfica) todo tipo de labores por poco menos que la comida.

Las perreras Cinódromo fueron construidas expresamente por la empresa y se encontraban instaladas en la finca María, ubicada en la Curva de Cantarrana en la carretera de Pinar del Río. 

Cinódromo de Marianao
Cinódromo de Marianao

Sin embargo, la operadora del Havana Greyhound Kennel Club no poseía canes, sino que estos eran criados por algunos entusiastas de las carreras que recibían un porcentaje de las ganancias obtenidas por las apuestas.

Carreras de galgos

La historia de estas competiciones de forma organizada, según Wikipedia, se remonta a los años 20 del siglo pasado en Estados Unidos dónde varios criadores decidieron hacer de la persecución de presas, habitual en las sesiones de caza, un deporte con normas al estilo de las carreras de caballo. Para ello se usaba una liebre mecánica que iba por un riel a una velocidad que incitase a los animales para alcanzar su máximo potencial.

En España existen campos como el de Jerez de la Frontera con más de cien años de antigüedad y que cuenta con disímiles tipos de pruebas: a campo abierto, con obstáculo o la que existía en La Habana, una liebre mecánica y un circuito ovalado similar a los de las carreras de caballo.

Aunque parezca increíble se producen también otras competiciones, de dudosa moralidad, en las cuales se usa una libre viva. El animal se libera en medio de un prado y los galgos tienen que darle caza, y casi siempre, muerte al animalillo mientras cinco jueces certifican el ganador.

10 marzo batista tabernilla 1
Cartel publicitario de 1953 perteneciente al antiguo Havana Greyhound Kennel Club, más conocido como Cinódromo de Marianao, donde se realizaban las carreras de galgos en La Habana. Como se puede apreciar en él, las carreras se realizaban en las noches a partir de las 9:00, todos los días de la semana, excepto los lunes. 
Para realizar las apuestas se usaban unas monedas llamadas tokens que tenían curso legal en este tipo de instalaciones. 

Complejo Deportivo «Eduardo Saborit»

Tras 1959 se dedicó a otros servicios distintos de su concepción original y así continúa hasta la fecha, aunque su uso en materia deportiva por parte de los vecinos de la zona es usual. En 1963 fue sede de los actos de inauguración de los Primeros Juegos Escolares, ya con el nombre con el cual se mantiene hoy en día «Eduardo Saborit».

El que este artículo escribe desconoce el uso actual que se le da a la instalación. Si usted conoce y desea aportar, le rogamos lo deje en los comentarios.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podrían interesar…

Pin It on Pinterest