El bidet de Paulina o Fuente Luminosa

fotosdlahabana

Equipo de Fotos de La Habana. Integrado por historiadores, periodistas y profesores.

La Fuente Luminosa, popularmente conocida como el «Bidet de Paulina» se inauguró en el año 1945 durante el gobierno de Ramón Grau San Martín.

Ubicada en la intersección de la doble vía de Rancho Boyeros con la Avenida 26, la fuente formó parte del amplio programa de obras públicas llevada a cabo por este mandatario que fue ejecutado por su primo, el ministro de Obras Públicas, José San Martín a los que algunos graciosos apodaron «Pepe Plazoleta» por la gran cantidad de parques y rotondas que se construyeron durante su gestión.

La Fuente Luminosa

Conforman la Fuente Luminosa tres vasos circulares, construidos en piedra de cantería. Del primero parte una columna que contiene los otros dos que van disminuyendo de tamaño.

Los surtidores de agua que se elevan hasta el remate de la misma, le dan prestancia a la obra. Estos chorros de agua rebotan en un tope cilíndrico para después depositarse en un estanque, también de forma circular, rematado por un pequeño murete que le sirve de contenedor.

Paulina Alsina a quien se le atribuye la construcción de la Fuente Luminosa

Aunque oficialmente recibió el nombre de Fuente Luminosa el pueblo cubano jocosamentec la bautizó como el «Bidet de Paulina» en alusión a Paulina Alsina, cuñada del presidente Grau San Martín, quien ejercía una gran influencia sobre el Ejecutivo.

Completando el «Bidet de Paulina» y para darle más realce contiene en cada nivel, de abajo hacia arriba juegos de luces, rojas, verdes, azules y amarillas, las que en la caída de la noche hasta el amanecer se mantenían encendidas. Los sistemas hidráulicos (dos bombas) y eléctrico, se manipulan manualmente desde una caseta soterrada situada en la zona de cimentación.

Su atractivo principal, más que la fuente en sí, lo constituyen su juego de luces de diferentes colores que, durante la noche, destacan en el entorno.

Por muchos años la Fuente Luminosa permaneció apagada, pero desde hace algunos años fue rescatada y volvió a iluminar la Avenida de Rancho Boyeros, principal acceso a La Habana desde el Aeropuerto Internacional José Martí.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podrían interesar…

Pin It on Pinterest