El puente Asbert, Almendares o de 23, una maravilla de hormigón armado

fotosdlahabana

Equipo de Fotos de La Habana. Integrado por historiadores, periodistas y profesores.

julio 25, 2022

puente-de-asbert 2022 puente almendares puente de 23

Aunque su nombre original es puente Almendares casi todo el mundo lo conocía como puente Asbert y no es casual que este nombre, cuya notoriedad en La Habana en un período fue enorme, terminase por absorber al epónimo original.

Pero, más allá de nombres y curiosos azares, este puente significó un salto al progreso para los futuros asentamientos al otro lado del río Almendares, hasta entonces la gran barrera natural del término municipal de La Habana, en su conexión con el Vedado.

Y es que el Almendares, raíz y savia de La Habana, también fue durante un tiempo un lejano obstáculo que provocaba quebraderos de cabeza para quienes buscaban cruzarlo.

1907-1908-puente-de-asbert 2022 puente almendares puente de 23
Una imagen de 1907-1908 antes de que se comenzaran las obras del futuro puente Asbert. El puente existente entonces no era más que un precario paso a través de barcazas y maderas.

Para resolver los problemas de congestión del tráfico que presentaba la prolongación de la Calzada del Cerro (y sus múltiples nombres) por la zona de Puentes Grandes, hasta entonces la vía más segura para cruzar el Almendares . El Gobierno Provincial de La Habana dedicó casi cien mil pesos; en primera instancia, destinados a construir un puente de tramos metálicos (proyectado por los ingenieros de la firma estadounidense de William Barclay Parsons) como continuación de la calle 23 del Vedado en dirección a Marianao.

Sin embargo el primer proyecto realizado entre 1907 y 1908 fue insatisfactorio, a todas luces, y este puente de acero fue sustituido posteriormente por uno de hormigón armado.

1910--puente-marianao-almendares
Dibujo del puente terminado. La revista de la Sociedad Estadounidense de Ingenieros Civiles (ASCE siglas en inglés) publicó en 1911 (volumen 4, correspondiente a diciembre) un extenso debate sobre el puente y su construcción.

Los años del Gobierno Provincial del general Ernesto Asbert Díaz estuvieron marcados por las inversiones y reformas urbanas (al ser cesado se habían construido cerca de 200 km de carretera).

El inquieto y polémico General inició las obras del Palacio Provincial (posteriormente Palacio Presidencial) además de fomentar activamente el desarrollo y la urbanización de los terrenos al oeste del río Almendares, pertenecientes ya al municipio de Marianao.

puente-asbert
Imagen del puente Asbert alrededor del año 1925, sobre esta obra la revista de la ASCE reseñó: «La construcción de este puente de hormigón se inició en noviembre de 1908 y se completó en agosto de 1910. Está diseñado para transportar el tráfico vehicular e incluye una vía doble para los tranvías».

El General Asbert

Los desgraciados incidentes en que se vio envuelto el general Asbert (descritos con precisión en este artículo) le separaron de su cargo, y tras la amnistía (más información aquí), se alejó de la vida pública el que fuese uno de los grandes caudillos liberales de los primeros años de la República, y quién sabe si futuro presidente de la Nación pues fue su asociación con el General Menocal lo que llevó a éste al poder en la famosa Conjunción Nacional que unió a liberales y conservadores.

Ernesto Asbert
Ernesto Asbert

Con su carrera política deshecha se refugió en la prensa escrita y fundó un periódico en Güines, y poco más, pese a ello siguió apareciendo fugazmente en los medios de prensa nacionales. En el periódico Noticias de Hoy recibió un espacio para defender las pensiones de los Veteranos de la Guerra de Independencia, movimiento al que se vinculó con entusiasmo. Falleció en 1961 aunque apenas hay documentación sobre sus años finales de vida.

El general Asbert inició su mandato en el Gobierno Provincial de La Habana el 1 de octubre de 1908, puesto para el que fue electo (por poco más de dos mil votos) tras las elecciones provinciales de agosto de ese año. El 25 de febrero de 1913 renovó su cargo, tras las elecciones de noviembre del año anterior, sin embargo esta vez no duraría mucho.

Tras los incidentes del Prado, donde era asesinado Armando de la Riva, fue suspendido por doce meses de sus funciones mediante decreto presidencial del 12 de julio de ese año. Un año después fue cesado definitivamente, ocupando su puesto Pedro Bustillo y Domínguez.

1917-puente-almendares
El puente Asbert o Almendares. En la zona de arcos pequeños que ahora sirve de entrada al Parque Almendares se colocaron raíles de tren por los cuales transportaban los sacos de cemento de la fábrica El Almendares (al fondo a la derecha en la imagen). Esta fábrica fue propiedad del gallego Pote.

A la luz de los datos se hace entendible que tras los hechos de sangre y la incesante actividad constructiva del General Asbert, el puente que cruza el río Almendares por la calle 23 fuese conocido con su nombre. A fin de cuentas tras la balacera en el Prado, y luego en los tribunales, su nombre se volvió presencia perenne en la prensa de la época.

El puente Almendares, o puente Asbert

El general Asbert durante la guerra de independencia y la Guerrita de Agosto de 1906 tuvo varios campamentos militares en la zona de Marianao, El Cano y Arroyo Arenas. Conocedor de la potencialidad de estos terrenos al oeste del río Almendares (convertido ya legalmente en la frontera entre la municipalidad de La Habana y Marianao) impulsó su crecimiento y desarrollo desde su puesto Gobernador Provincial.

puente-de-asbert 2022 puente almendares puente de 23
El puente Asbert en la actualidad. Por sus arcos menores hay distintos parques y zonas para el esparcimiento de la población.

Como explica Fernando Lavastida en su Historia de Marianao, los antecedentes del puente Asbert eran intentos privados de marcadas limitaciones.

El sistema de cruzar ambas riberas del Almendares por la calle 23 era primitivo y engorroso. Era una imitación de puente colgante que constituía un pasillo de tablas de un metro de ancho por el cual pasaban los peatones en medio de una impresionante tembladera, y el llamado Bongo, que servía para trasladar de un lado a otro, los coches y demás carruajes «lo que daba la impresión, según el propio Asbert, de que se vivía en un arrabal de lo más intrincado del África».

La intención desde el Gobierno Provincial para la construcción de un puente de hormigón armado sobre el Almendares por la calle 23 se había lanzado en julio de 1908 mediante un concurso. El 31 de agosto de 1908 se remató oficialmente la subasta para el futuro puente con un coste final estimado en 150 mil pesos (cincuenta mil más que las primeras predicciones) a la empresa Champion & Pascual.

puente-de-asbert 2022 puente almendares puente de 23
El puente Asbert en la actualidad.

Por tanto Asbert heredó este proyecto del comandante Frederick Foltz del Quince de Caballería del Ejército de Estados Unidos quien ejerció interinamente el Gobierno Provincial de La Habana entre el 8 de abril y el 1 de octubre de aquel año.

Sin embargo, debido a los sobrecostes de la obra y los escuálidos fondos del Gobierno Provincial fue decisiva la gestión del general Asbert para materializar el proyecto al coste que fuese necesario. Las obras se iniciaron en noviembre de ese mismo año y concluyeron, según el historiador Juan de las Cuevas Toraya, en agosto de 1910 y fue plenamente abierto al tráfico el 23 de enero de 1911.

puente-de-asbert 2022 puente almendares puente de 23
Vista del puente Asbert en la actualidad.

Entre medias existieron distintos problemas como explica De las Cuevas en su voluminoso libro 500 años de construcciones en Cuba:

El replanteo de la obra se hizo el 20 de noviembre de 1908 y en ella intervinieron los ingenieros Juan Cosculluela por el Gobierno Cubano, Saxton por el proyectista y M. Allard por la constructora. El ingeniero Eduardo Tella fue el responsable técnico por el Gobierno Provincial.

Parece que el número de calas que hicieron los ingenieros fue insuficiente, pues resultó que los pilotes penetraban
uno tras otro sin la menor resistencia, por lo que tomaron la decisión de apoyar el puente sobre una gran balsa de hormigón armado, solución que permitió ejecutar la obra.

Poco después el ingeniero G.B. Strickler sustituyó a Saxton y fue el que llevó el peso técnico de la obra hasta su conclusión el 23 de enero de 1911 en que fue abierto al público.

pág. 173

Aunque con la fecha de terminación de las obras del puente Asbert no se aclaran las fuentes consultadas y la prensa de la época a la que hemos podido acceder tampoco menciona una fecha específica. Por tanto, el dato que aporta el historiador De las Cuevas parece el más acertado en cuanto a la funcionalidad total del puente.

puente-de-23,-almendares,-asbert,--desde-el-brac
El puente Asbert visto desde lo alto del castillito del BRAC, ubicado en el Vedado mirando en dirección a Marianao.

Una obra monumental

Lo cierto es que se inauguró y no sin dificultades pues el presupuesto se fue inflando progresivamente hasta el monto total de 217 961, 64 pesos. Por supuesto que el sobrecoste no pudo ser asumido por el Gobierno Provincial y ante las negativas de otros estamentos del Estado al general Asbert no le quedó otra que llegar a un acuerdo con la Havana Electric Railway Co. (HER) que asumió parte del presupuesto, mientras instalaba una doble vía en el centro para sus tranvías, mientras se comprometía con el mantenimiento y alumbrado del mismo.

puente-de-23,-almendares,-asbert,-calle,-tranvia
Una imagen del puente Asbert que muestra la preferencia de los tranvías sobre los automóviles, debido a los acuerdos alcanzados por el general y el propietario de la HER, Frank Steinhart. Este tranvía con el número 391 cubría la ruta Marianao-Parque Central. En el frente lleva la publicidad del detergente Ace y de la marca de bebidas espirituosas Canciller.

El artículo de la revista de la ASCE detalla más datos técnicos de la construcción del puente Asbert que «en ese momento era el primer puente de hormigón armado de la Isla y el segundo puente más largo, detrás del puente que se construía -también por esas fechas- sobre el río Yayabo«.

«La carga viva se asumió de la siguiente manera: en cualquiera de las vías del automóvil, una carga concentrada de 24 toneladas; en cualquier otro tramo de la calzada, un vagón de 12 toneladas; en las aceras y para el diseño del arco sobre todo el puente, 100 lb por pie cuadrado de piso.

Las siguientes son las dimensiones principales: longitud total, 711 pies; altura, sobre el nivel ordinario del agua, 48 pies; calzada, 24 pies de ancho; cada una de las dos aceras, de 5 pies de ancho. El puente está pavimentado con bloques de granito que descansan sobre 1 pulgada de arena para pavimentar».

December 1911 | Volume 74, Issue 4, Discussion: Almendares River Concrete Bridge. Transactions of the American Society of Civil Engineers. Authors Eugene Klapp, W. J. Douglas , M.ASCE

En los años cuarenta el puente recibió una remodelación capital. Un par de años después, el 14 de marzo de 1947, la cámara Municipal de Marianao se dirigió al Consejo de Alcaldes de la Provincia con el objetivo de darle oficialidad al epónimo de «Puente Asbert«, sin embargo parece que estos trámites no fueron fructíferos manteniéndose el oficial de «Puente Almendares» que casi nadie usa.

puente-de-23,-almendares,-asbert
El puente Asbert ya sin los tranvías que desparecieron a comienzos de los años cincuenta del siglo pasado. El castillito del fondo fue la sede del Buró para la Represión de Actividades Comunistas (BRAC). Dicho cuerpo y el edificio desaparecieron después de 1959, en su lugar existe hoy el parque de los Mártires.

En la actualidad bajo el puente se encuentra el Parque Almendares, perteneciente al Bosque de La Habana que fluye por la ribera del río de mismo nombre y al cual los aborígenes llamaban Casiguaguas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podrían interesar…

Pin It on Pinterest