Del Colegio Isabel la Católica al Colegio María Luisa Dolz (así cambió La Habana)

Benito German Peña Galvez

Habanero de nacimiento y amante de la arquitectura de su ciudad. Estudió Ingeniería Mecánica en la CUJAE.
maria-luisa-dolz

El Colegio María Luisa Dolz (antiguo Isabel la Católica) estaba ubicado en Prado, No. 202 esquina Colón, el enorme palacete construido en la segunda mitad del siglo XIX -uno de los más antiguos del Paseo del Prado todavía en pie- y que pese a su mal estado, ha mantenido desde entonces la misma tipología arquitectónica de casona colonial muy extendida en las primeras construcciones en el Prado.

Aquí radicó a partir de 1897 el afamado y prestigioso Colegio Isabel La Católica, adquirido luego entre 1900-1901 por la ilustre pedagoga María Luisa Dolz y Arango, y que también lo dirigía desde 1879, bautizándolo desde entonces con su nombre de Colegio María Luisa Dolz.

María Luisa Dolz, colegio Isabel la catolica-benito-prado y colon
En la foto antigua, así lucia el palacete de Prado esquina Colón en los últimos años del siglo XIX y donde ya radicaba desde 1897 el Colegio Isabel La Católica. Actual diciembre 2021. La construcción en la azotea, hacia el fondo, era la enfermería del Colegio.

Colegio María Luisa Dolz

Con casi una vida entera dedicada al ejercicio del magisterio, la ilustre pedagoga fue la primera mujer graduada de Licenciatura en Ciencias Físicas y Naturales de la Universidad de La Habana, obteniendo luego el Doctorado. Bastante adelantada a su tiempo, la Dra. Dolz revolucionó la educación primaria de las niñas en Cuba y su colegio pronto llegó a ser conocido en el país por sus innovaciones, su claustro de profesores y la sólida preparación que ofrecía a sus alumnas.

María Luisa Dolz, colegio Isabel la catolica-benito
La foto antigua es de alrededor de 1900 y el pie de la misma describe la salida de las alumnas internas del Colegio María Luisa Dolz hacia un picnic en la aún bien conocida Finca “Las Delicias” en Palatino. Obsérvese a una muchacha en la imagen superior con una bicicleta.

Baste mencionar que los ilustres pedagogos Enrique J. Varona, Carlos de la Torre, Rafael Montoro, José María Aguayo y Ramón Meza, entre otros, formaron parte del claustro del Colegio María Luisa Dolz en un momento determinado.

publicidad-del-colegio-de-isabel-la-catolica-en-distintas-epocas
El Colegio María Luisa Dolz -entonces Isabel la Católica- en 1894, con distintas publicidades del cambio de siglo

Fue una gran precursora del feminismo en Cuba y supo ver a tiempo que la mujer debía prepararse convenientemente para poder reclamar ante la sociedad los derechos de igualdad con el hombre y para ello, según sus propias palabras, consagró su vida a “formar mujeres de acción, sanas, robustas y equilibradas”.

1906--cuadros-calistenicos-de-un-grupo-de-niñas,-colegio-maria-luisa-dolz
Fue el primer Colegio para señoritas de Cuba que introdujo hacia 1881, la practica de los ejercicios físicos entre las alumnas, algo inconcebible para la época, donde se consideraba absurdamente que “masculinizaba” a las mujeres.

En 1923, tras su retiro, el Colegio María Luis Dolz fue dirigido por la experimentada pedagoga María Dolores Guerra Massaguer, siendo trasladado luego hacia un inmueble de la calle E esquina Calzada, en el Vedado (y donde mismo se fundara en los ‘40, el conocido Colegio Añorga dirigido por el Dr. Joaquín Añorga Larralde).

María Luisa Dolz, colegio Isabel la catolica-benito-techo
La foto es de alrededor de 1901-1903 y se trataba del recreo vespertino que entre 4:30 y 6:00 pm disfrutaban las alumnas internas en la azotea del edificio. El colegio María Luisa Dolz contaba con 12 alumnas pobres que eran becadas a costa de la institución.

A mediados de los años veinte el inmueble en bajos es arrendado para la oficina de la “Havana Automoviles and Sport Supply«, una importadora y comercializadora de automóviles, y en altos para la Casa de Huéspedes de Gil y Suárez.

María Luisa Dolz, colegio Isabel la catolica-benito-1950
La esquina de Prado y Colón en los ’50. A la derecha, el inmueble de Prado # 202 cuando radicaba en bajos el Jardín (Florería) «Milagros».

A partir de 1938 y hasta los 60, pasa a radicar en bajos el conocido Jardín (florería) Milagros ya en propiedad de Lucila “Lucky” Schumann, tras su divorcio de Nicolás, uno de los hermanos González de Mendoza y de la Torre, sus propietarios originales que lo habían fundado en el inmueble de Prado No. 65 entre Genios y Cárcel (que ya no existe).

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te podrían interesar…

Pin It on Pinterest