Del cine Maxim al Maxim Rock (Cines de La Habana)

fotosdlahabana

Equipo de Fotos de La Habana. Integrado por historiadores, periodistas y profesores.

junio 15, 2021

El antiguo cine Maxim, actual Maxim Rock se encuentra ubicado en la calle Bruzón No. 62 entre Ayestarán y Almendares, municipio Cerro.

Cine de tamaño estándar para la época en que se construyó (1 500 butacas de capacidad en dos niveles), el Maxim del Cerro se puede considerar heredero del primer cine Maxim que existió en La Habana, fundado en la década de 1910 en la céntrica esquina de Prado y Virtudes, y de un segundo, en Prado y Ánimas que fue muy popular en los años 20, tenía capacidad para 1 500 personas y era al aire libre. Ambos habían dejado de funcionar ya cuando se construyó el cine Maxim de la calle Bruzón.

Del cine Maxim al Maxim Rock

De estilo moderno, el cine Maxim funcionó hasta los años 90 del pasado siglo en que cerró como consecuencia de la grave crisis económica que afecto al país y que liquidó a la inmensa mayoría de las salas cinematográficas de La Habana, especialmente a las llamadas «de barrio».

Por suerte, a diferencia de las demás salas del Cerro, pérdidas definitivamente o en deplorable estado hasta el día de hoy, el cine Maxim volvió a la vida en 2007, de la mano de la Agencia Cubana del Rock (ACR) , que con apoyo gubernamental realizó una gran inversión en el local para convertirlo en la primera gran sala especializada en música rock en Cuba.

Casi una década después, en 2015, el Maxim volvió a cerrar por reparaciones, pues buena parte de su infraestructura y equipamiento se había malogrado debido al uso intensivo y la falta de inversión. Esta reparación se prolongó tres largos años y no sería hasta 2018 que los rockeros cubanos recuperaría su casa, aunque por poco tiempo, ya que la epidemia de Covid 19, obligaría a la ACR a volver a echar el cerrojo a las puertas del antiguo cine.

Tras su larga remodelación de tres años el Maxim Rock ratificó su condición de plaza mayor del rock en La Habana; y quedó convertido, más que nunca, en un club nocturno – con todas las facilidades que esto implica – en el que se siguen ofreciendo conciertos en vivo a precios relativamente económicos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podrían interesar…

Pin It on Pinterest