«Estás más perdido que el Valbanera», antiguos refranes canarios en La Habana

fotosdlahabana

Equipo de Fotos de La Habana. Integrado por historiadores, periodistas y profesores.

mayo 17, 2022

1919--naufragio-del-valbanera,-vapor-de-la-linea-pinillos,-barco,-vapores-trasatlanticos-imagen-lateral-en-puerto

Entre los refranes canarios en La Habana, el que se refiere al naufragio del vapor Valbanera es sin dudas uno de los menos usados en la actualidad en Cuba. Lo cual no deja de resultar curioso toda vez que el desastre del Valbanera fue un suceso que marcó a La Habana, Matanzas, Santiago de Cuba, San Juan (Puerto Rico), Cádiz (España) y sobre todo a las Islas Canarias, por ser en su mayoría de estas islas los más de quinientos fallecidos de la tragedia.

Mientras que palabras como «tolete«, «guagua«, «papear» o dichos como «por la boca muere el pez«, «la cabra tira al monte» o «camarón que se duerme, se lo lleva la corriente» de uso coloquial canario se mantienen con cierta vigencia en la ciudad, otros decires, antaño comunes, se han ido perdido con el tiempo. Entre ellos está el que refiere a la tragedia de «el Titanic español«, como se le conoció al suceso.

refranes canarios en La Habana

Volviendo a aquellas primeras décadas del siglo XX, marcadas por el trasiego y la emigración marítima, no debe extrañar hoy que el relato colectivo fuese acogiendo varios jirones de la historia del Valbanera ,constriñendo el ánimo de los ciudadanos a ambas partes del Océano Atlántico. Si la alegría suele ser individual, en este caso la desgracia se hizo colectiva y trascendió al habla común a modo de recuerdo y alerta.

El sentimiento de dolor y pérdida unió a la activa comunidad canaria en América y a los «indianos» que regresaban a las islas; el relato sobre el desdichado y precavido padre de familia que descendió en Santiago de Cuba para anteceder la llegada de los suyos a La Habana y que perdió en el trágico suceso a su mujer y varios hijos, sirvió como ejemplo de lo inverosímil que suele ser el destino; peligroso e irascible compañero del emigrante.

1919--el-fenix,-diario-valbanera
Periódico El Fénix, de Sancti Spíritus, cubriendo los sucesos del Valbanera

Quizás por la cercanía histórica del desastre del Titanic, o por la activa presencia de la prensa y los corresponsales tras el despliegue informativo de la Primera Guerra Mundial, la desaparición del Valbanera fue cubierta con sumo detalle por los medios de la época, así que no debe extrañar que de aquella tragedia quedase el dicho canario «estás más perdido que el Valbanera» para referirse al desconcierto general que cundió entre el 9 y el 19 de septiembre de 1919.

Antiguos refranes canarios en La Habana

Los rastros canarios en Cuba se funden con las propias raíces de la nación. Siendo en muchos casos la última parada de los barcos que se dirigían desde Cádiz hacia el nuevo mundo, no debe extrañar que existan en Cuba múltiples lugares nombrados a semejanza de otros de las Islas Canarias. Pero el vínculo va más allá de la geografía y la logística.

valbanera,-canarias,-personas-a-bordo-(3)
Una imagen del vapor Valbanera con los cientos de inmigrantes que transportaba hacia América

Estas huellas son visibles y hermanan al archipiélago canario con el cubano, los elementos geográficos compartidos -la cueva de Taganana, bajo el actual Hotel Nacional, posee el mismo nombre que una población de Santa Cruz de Tenerife-, los lazos humanos -Leonor Pérez, la madre del Apóstol cubano José Martí era tinerfeña- y espirituales/emocionales -doña Dulce María Loynaz Muñoz fue hija adoptiva de Tenerife desde 1951, unos años después su «Viaje a Tenerife», novela donde ensalza los valores de las islas, le valió un busto en su honor en el mirador Taoro-Dulce María Loynaz en el Puerto de la Cruz de Tenerife, en este lugar estuvo el Gran Hotel Taoro donde se alojaba en sus viajes a las islas-.

valbanera,-canarias,-personas-a-bordo-(2)
Emigrantes canarios en el vapor Valbanera. Los emigrantes traían sus costumbres, sus sueños y en algunos casos, también a sus familias.

Estos lazos físicos y sociales trascienden el mero espacio urbano pues aunque en las ciudades estuvieron presentes los canarios, fue sobre todo en el interior del país, en los campos fértiles de Cuba, donde hicieron verdaderas raíces. Con estos antecedentes recuerdo perfectamente a la persona a la que oí por primera vez el refrán que hoy referimos.

…»más perdido que el Valbanera»

Era el abuelo de un amigo de infancia -casi hermano-, uno de esos que permaneció en Cuba tras el año 1959 y que nunca pudo regresar a ver a los suyos. Fue un isleño espigado, trabajador y dicharachero que amaba el campo y el cultivo de la tierra como a su familia, y al que le encantaba el repentismo y la música guajira.

Fue sin dudas la primera persona a la le que oí la frase «estás más perdido que el Valbanera» para referirse al ensimismamiento y la desorientación en que suelen entrar los seres humanos en algunos momentos. Por supuesto que yo, niño al fin, entendía siempre Barbanegra y no fue sino con el tiempo que descubrí el origen de aquella frase.

valbanera,-canarias,-personas-a-bordo-(1)
Una imagen de 1919 del vapor Valbanera

En todo caso «estás más perdido que Barbanegra» hubiese resultado también un refrán posible, pero peligroso y terrible como el huracán que encalló al vapor de carga y pasaje de la compañía Pinillos. No dudo que de este refrán de origen canario provenga el típico «estás perdido» con el cual se suelen saludar los amigos cubanos tras un tiempo sin verse.

Yo, desde luego, no había escuchado demasiado este refrán en los últimos años, sin embargo un mensaje del amigo de Fotos de La Habana Carlos Caballero Tacoronte -a través de Messenger- me recordó el uso, ya prácticamente perdido en La Habana, del dicho.

Si en los años posteriores a la Guerra Civil Española se extendió el dicho de «estás más perdido que el barco del arroz», en los últimos años, marcados por las penurias, se suele usar el atemporal refrán de «esto es lo último que trajo el barco» que los jóvenes e incautos habaneros creen de nuevo cuño pero tiene más años que la farola del Morro. Pero esa es otra historia…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te podrían interesar…

Pin It on Pinterest